3 CUOTAS SIN INTERÉS - Envíos SIN COSTO a todo el país a partir de $22000. Retiro GRATIS en nuestras tiendas oficiales.

¿ Qué estás buscando ?

¡ Hola !

Esta campera tiene agallas
Novedades

Esta campera tiene agallas

Nacida al pie de la cordillera, no hay desafío que la detenga.
Pasó mas de un año sumergida en el Río Caleufú (Neuquén) y aún así está lista para más batallas. Durante 13 meses bajo el caudaloso río cuidó todas las pertenencias de su dueño, que quedaron intactas en sus bolsillos estancos.
Hecha en los Andes y orgullosamente argentina.


En Noviembre de 2016 Sergio Martorelli tuvo un percance el segundo día de flotada, perdió uno de los pontones del Kata donde estaba enganchada su campera Ansilta Sea Trout, aunque pudieron recuperar el pontón, pudieron ver muy tristemente como la camera era devorada por el río Caleufú (Neuquén) con sus moscas, la billetera con plata, tarjetas y documentos, hasta el celular estaba adentro. Seguramente por el peso de todas esas cosas la campera se sumergió y la dio por perdida para siempre.

En la navidad de 2017 Sergio recibió una sorpresa increíble y no precisamente debajo del arbolito. Un mensaje en facebook de Nacho Alonso, persona desconocida para él hasta ese momento, diciéndole, “encontramos tu campera en el Caleufú”. Su sorpresa fue tal que demoró como 15 minutos en llamar.

Una vez calmado llamó al teléfono que Nacho le pasó, era el teléfono de su padre Ivo Bozic, guía de pesca de Bariloche, el que le comentó que pescando enganchó la campera y la recuperó. No sólo la recuperó sino que tambien la lavó con productos para Goretex para recuperar su impermeabilidad y prolijamente secó toda la documentación y el dinero que llevaba, todo quedó impecable.


Gracias a Dios todavía existen personas como Ivo que la recuperó y como Sergio que nos contó la historia. Lo que más nos sorprendió es el estado de la campera luego de haber estado un año y un mes sumergida en el río, hasta los cierres funcionan a la perfección.

En Ansilta tenemos estrictos controles de calidad tanto de los materiales, la fricción, las costuras impermeables y de las prendas terminadas… Pero jamás se nos ocurrió sumergir una campera un año en un río caudaloso de la Patagonia!.

Gracias Ivo por tus valores y Sergio por tu relato. Ese es el espíritu de calidad y compromiso del que hablamos cada vez que decimos “Andes donde andes”: el espíritu de la montaña, estés donde estés.

NUESTRO NEWSLETTER

NEWSLETTER

Suscríbete para recibir todas las novedades